Minerva, la uni más disruptiva, comienza primer curso

Minerva Project HQ

Fuente: The Atlantic

Se pueden leer buenos reportajes sobre Minerva Project y su primer mes de curso con 33 alumnos en El Confidencial y en The Atlantic. Una cita que quiero comentar (habla de un seminario de 45 minutos que transcurre usando la aplicación propietaria de Minerva):

The system had bugs—it crashed once, and some of the video lagged—but overall it worked well, and felt decidedly unlike a normal classroom. For one thing, it was exhausting: a continuous period of forced engagement, with no relief in the form of time when my attention could flag or I could doodle in a notebook undetected. Instead, my focus was directed relentlessly by the platform, and because it looked like my professor and fellow edu-nauts were staring at me, I was reluctant to ever let my gaze stray from the screen. Even in moments when I wanted to think about aspects of the material that weren’t currently under discussion—to me these seemed like moments of creative space, but perhaps they were just daydreams—I felt my attention snapped back to the narrow issue at hand, because I had to answer a quiz question or articulate a position. I was forced, in effect, to learn. If this was the education of the future, it seemed vaguely fascistic. Good, but fascistic.

¿Fascista? Por supuesto cada uno usa la lengua como mejor le sirve pero me resulta curioso que el autor llame fascista que un profesor sea capaz de mantener la atención de los alumnos durante 45 minutos.

“Ninguna polis será próspera si trabajar es infamante y la vocación del mercader no resulta honorable”

Con esta cita el autor de Los enemigos del comercio contrapone valores relacionados con el trabajo en los contextos en los que vivieron Ciro el Grande o el legislador ateniense Solón (siglo VI. a. C.) al contexto de Roma alrededor del año 100 d. C. cuando “el bien nacido solo podía refinarse practicando el ocio” y “el mundo mediterráneo era un medio de amos y esclavos ajenos por igual a mitigar la intemperie con ingenio técnico y tenacidad”.

Carrito de compra en la web: más “probador” que “cesta”

Al contrario de lo que indica su nombre, el carrito de compra en la web no es tanto una cesta para guardar los productos a comprar como un “probador” donde decidir con qué artículo quedarse y cuál descartar. Tras esta introducción, leemos en el blog de Nielsen Norman Group cuatro recomendaciones de usabilidad para las páginas de carrito que apoyan ese rol destacado del carrito en el viaje hacia la compra.

Entre ellas, la recomendación de tener una página dedicada exclusivamente al carrito, algo que era normal hace unos años pero ahora hay que pedirlo.

Having a full shopping cart would hardly have been necessary as a usability guideline in the old days where everybody did so, but today we need to tell designers to do so. Some sites only allow users to view the shopping cart in a minicart view that appears as an overlay or as part of the checkout process, but not as a dedicated page. For many users, that approach is fine. However, for shoppers who are trying to consider a purchase or make a decision, this can make decision making more difficult, as the cart is relegated to a small area of the screen.

Como nota final, un carrito en condiciones es aun más importante cuando el carrito sirve de “gestor de stock” como ocurre en el comercio electrónico B2B (clientes añadiendo artículos al carrito de su proveedor conforme se les van acabando).

Los siete objetivos que puede tener una reunión

En Rework leímos que la mayoría de las reuniones eran tóxicas, entre otras cosas porque tienen agendas tan poco definidas que nadie conoce el objetivo de la reunión. Un nuevo libro -Business Without The Bullsh*t- comentado por Penelope Trunk, parece que ofrece un listado de los posibles objetivos que puede tener una reunión y que no serían más de siete.

  1. Tomar una decisión. (Probablemente útil.)
  2. Afinar las ideas de quien convoca la reunión. (Posiblemente útil.)
  3. Transmitir información. (Probablemente inútil, es mejor transmitirlo en un documento.)
  4. Hacer una prueba de una presentación. (Probablemente inútil, a menos que te lo pida tu jefe. En este punto discrepo, las presentaciones hay que probarlas aunque estas pruebas yo no las considero reuniones.)
  5. Hacer escritura colaborativa. (Probablemente inútil. Supongo que se refiere a reuniones tipo “Vamos a hacer el informe juntos”.)
  6. Demostrar la importancia de quien convoca la reunión. (Siempre inútil.)
  7. Cumplir un paso en un procedimiento. (Siempre inútil.)

¿Refleja el listado tu experiencia, querido lector? La mía la refleja bastante aunque debo añadir un objetivo que no recoge: la reunión cuyo objetivo es conocerse personalmente. Se puede disfrazar de reunión para transmitir información pero en realidad nos reunimos para ver si hay buena o mala química entre nosotros.

Añadiría también que las reuniones cuyo objetivo es tomar una decisión requieren preparación (a veces laboriosa) y tienen la peculiaridad de que la mayoría de las personas no se preparan, ergo, las que sí se preparan y tienen buenos argumentos lo tienen fácil para que se tome la decisión que les interesa. Adicionalmente, estas reuniones corren el riesgo de “degradarse” en reuniones para transmitir información si las personas convocadas no tienen autoridad para tomar decisiones o si nadie ha preparado argumentos -o no ha tenido acceso a la información necesaria- para la toma de decisiones.

En cualquier caso, el listado parece una buena guía para saber cuál es el verdadero objetivo de la siguiente reunión que convocamos o a la que nos convocan.

¿Es buena idea usar caracteres especiales en el asunto de campañas de email?

En mi propia bandeja de entrada solo lo he notado hace poco pero parece que desde 2012 -año en el que se publicó un white paper dedicado específicamente a este tema- es bastante habitual el uso de caracteres especiales (corazones, estrellitas, etc.) en los asuntos de campañas de email con el fin de conseguir mejores resultados (mejores tasas de apertura, menos denuncias como spam, mejor captura de atención aunque sea sin abrir el mail, etc.).

¿Es buena idea usar caracteres especiales en el asunto de campañas de email? En la gran mayoría de las entradas de blog que tratan el tema se indica que su uso puede mejorar los resultados. En general todos coinciden en que son imprescindibles dos cosas si se van a usar caracteres especiales en el asunto: (1) comprobar que el carácter concreto utilizado se muestra bien en los clientes de correo de los receptores y (2) aplicar la metodología de prueba y error para saber si en nuestro caso concreto mejora o empeora los resultados.

Caracter especial en asunto de correo

Si el cliente de correo no muestra el caracter especial, el asunto queda así de feo. Fuente: nngroup.com

En un reciente artículo de Nielsen Norman Group sobre asuntos de correo que mejor capturan la atención, recomiendan -en caso de no poder evitar usar caracteres especiales en el asunto- no colocarlos al principio sino mejor a la mitad o al final del asunto. Así se consigue que lo primero que el lector escanea tenga significado.

Fuente: nngroup.com

Como ya se podía deducir de esta recomendación, en Nielsen Norman Group no muestran entusiasmo en absoluto por usar caracteres especiales en el asunto de campañas de email y recomiendan aprovechar el espacio disponible para usar palabras clave atractivas y densas de significado.

Probablemente lleven razón en que los caracteres especiales, en la mayoría de los casos, se usan como decoración y no como significante. Y usar un espacio tan escaso y tan clave para colocar elementos decorativos es de difícil justificación desde el punto de vista de la usabilidad.

Los mejores redactores, en cambio, consiguen usar los caracteres especiales de tal forma que transmitan un significado y lo hagan con claridad. Es lo que denominan “una de las mejores prácticas” en otro artículo que podemos leer sobre el tema.

Caracteres especiales con significado. Fuente: webmarketingtoday.com

Otro ejemplo de caracteres especiales con significado claro:

Este último ejemplo es quizá el caso de uso de caracteres especiales con significado más trasladable a otros contextos. Pero el caracter especial más usado no son los números enmarcados en un círculo. No. Son los corazones.

Fuente: bronto.com

Ya saben, si quieren ser originales en sus asuntos de email, ¡menos corazones y más significado!

Los cinco atributos que Google evalúa en los candidatos a un trabajo

“There are five hiring attributes we have across the company,” explained Bock. “If it’s a technical role, we assess your coding ability, and half the roles in the company are technical roles. For every job, though, the No. 1 thing we look for is general cognitive ability, and it’s not I.Q. It’s learning ability. It’s the ability to process on the fly. It’s the ability to pull together disparate bits of information. We assess that using structured behavioral interviews that we validate to make sure they’re predictive.”

Lo cuenta Thomas Friedman en The New York Times. Los cinco atributos resumidos, en orden de importancia:

  1. Habilidades cognitivas generales (habilidad para aprender).
  2. Liderazgo emergente (habilidad para asumir y abandonar el rol de líder, según requiera la situación).
  3. Humildad (reconocer las aportaciones de otros).
  4. Responsabilidad (“ownership”).
  5. Conocimientos y habilidades en el ámbito para el que se contrata el candidato.

Llama la atención que, si el trabajo no es de programar, los conocimientos y habilidades en el ámbito para el que se contrata tienen la menor importancia de los cinco atributos.

The least important attribute they look for is “expertise.” Said Bock: “If you take somebody who has high cognitive ability, is innately curious, willing to learn and has emergent leadership skills, and you hire them as an H.R. person or finance person, and they have no content knowledge, and you compare them with someone who’s been doing just one thing and is a world expert, the expert will go: ‘I’ve seen this 100 times before; here’s what you do.’ ” Most of the time the nonexpert will come up with the same answer, added Bock, “because most of the time it’s not that hard.” Sure, once in a while they will mess it up, he said, but once in a while they’ll also come up with an answer that is totally new. And there is huge value in that.